El rol de niños traductores en la vida de sus familiares

Son bilingües, nacieron en los Estados Unidos o llegaron a temprana edad. Han aprendido inglés en la escuela, y el idioma de sus padres lo aprendieron en casa. Viven entre dos culturas y se han adaptado a ambas con total normalidad. En casa se habla español, mandarín, coreano, árabe, o cualquier otra lengua del país de origen de sus padres y en la escuela hablan inglés.

Hace dos semanas me encontré con un niño de unos 10 o 12 años que fungía de intérprete entre su madre y una chica que trabajaba en una tienda. La ayudante de la tienda le decía a la madre del niño que la garantía del producto que había comprado estaba vencida. A través del rostro de aquella madre pude apreciar que no tenía idea de lo que el personal de la tienda le decía y clamaba por ayuda a través de una mirada de confusión que iba directa a su hijo. Fue en ese momento cuando el niño empezó a traducirle a su madre del inglés al español. Eso fue muy gratificante para la madre, quien de inmediato le pidió a su hijo que le dijera a la chica que había comprado el electrodoméstico apenas una semana antes, por lo que no era posible que la garantía hubiera expirado.

Luego de verificar en su computador durante unos cinco minutos, la empleada pidió disculpas y dijo que había sido un error de su parte. Gracias a la intervención del niño, la comunicación fue posible entre estas dos personas y fue a partir de ese momento que empecé a pensar en el papel que desempeñan los niños traductores.

Los niños traductores son de gran ayuda para sus familiares y están presentes en múltiples ámbitos de la vida comunicacional de estos. Son estos niños los que asisten a sus padres durante una llamada al servicio de recogida de basura, de cables, de asistencias sociales, etc. Y es que a pesar de que muchas compañías ofrecen servicios en otros idiomas para facilitarles la vida a sus clientes, muchos de estos desconocen la opción, o simplemente prefieren auxiliarse de sus niños traductores.

Ser bilingüe es de suma importancia en la actualidad y son muchos los padres que prefieren que sus hijos aprendan un segundo idioma. Pero las horas de clases que los estudiantes de las escuelas públicas estadounidenses reciben a la semana no parecen ser suficientes para dominar un segundo idioma. El secretario de Educación de Estados Unidos, Arnen Duncan, en 2010 dijo que para prosperar económicamente y mejorar las relaciones con otros países, los estadounidenses necesitan leer, hablar, y entender otros idiomas. Duncan también señaló que solo el 18% de los estadounidenses declaran que hablan un idioma distinto del inglés, mientras que el 53% de los europeos puede conversar en una segunda lengua.

Yissel Smith

Egresada de la Escuela de Comunicación Social de la UASD. Periodista y escritora.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *