Lo que todo maestro debe practicar y jamás debe olvidar

El éxito en el proceso de enseñanza depende, primeramente, del buen desempeño del maestro. Para un estudiante, un buen maestro es su ejemplo a seguir, es aquel que contribuye con los aprendizajes significativos y sobre todo quién les da la oportunidad de cocrear a partir de lo aprendido. De acuerdo con mi experiencia como maestra de escuela, considero que una práctica efectiva del ejercicio de la educación depende de la implementación de ciertos factores:

 

Planificación

Como maestros debemos comenzar con una planificación adecuada ajustando el contenido que vamos a enseñar según sea el tiempo que tenemos para hacerlo. Cuando el maestro ha planificado su clase hay menos margen de error en la práctica y menos probabilidades de improvisaciones o situaciones que desvíen el objetivo de enseñanza – aprendizaje.

Dominio del contenido

Un maestro que no domina el contenido que va a enseñar es propenso a saboteo. Los estudiantes son nuestros principales jueces y por lo tanto demandan calidad y excelencia. Un estudiante espera que su maestro siempre tenga respuestas a todas sus preguntas y es muy fácil para ellos detectar cuando el maestro no se ha preparado bien. Los estudiantes siempre esperan que sus maestros se manejen como pez en el agua, en especial cuando se trata de temas nuevos para ellos. Es vital investigar y documentarse previamente.

Aplica estrategias divertidas

Este punto merece especial atención cuando se trata de las asignaturas o temas que no gustan tantos a nuestros estudiantes. Una clase divertida despierta el interés por aprender y espanta el sueño y la flojera. Si implementas el juego, las dinámicas de grupo, el uso de la tecnología de manera guiada puedes tener la seguridad de que tendrás estudiantes activos, queriendo intervenir para expresar sus ideas y absorbiendo el conocimiento como esponjitas. También es importante que varíes tus estrategias de enseñanza para evitar un ambiente monótono en tus clases.

Uso adecuado de los recursos

Es importante que los maestros utilicemos recursos para facilitar el proceso de enseñanza – aprendizaje. También es de mucha ayuda variar los recursos que usamos ya que la novedad y la expectativa siempre mantiene despierto el interés en los estudiantes por aprender. Un estudiante que recibe clases novedosas siempre va a querer participar en ellas. Toma en cuenta que a los estudiantes de hoy en día les encanta la tecnología. Implementa el uso de plataformas educativas como Genius Plaza y sus aplicaciones móviles que les permitirán aprender diferentes temas a través de su amplia variedad de libros electrónicos, ejercicios, juegos, etc. Recuerda que debemos tomar en cuenta la cantidad de estudiantes que tenemos en el aula y facilitar una cantidad de recursos que alcance para todos, bien sea individualmente o en grupos.

Acerca tus clases a su realidad

Por ejemplo, si eres un maestro que enseña a niños de una zona rural debes indagar sobre su entorno y ofrecer conocimiento que esté relacionado con su realidad. Recuerdo una de mis primeras experiencias en una zona rural en Venezuela. Tenía que enseñar el tema de los deportes y desarrollé mi clase utilizando un ejemplo sobre el béisbol con nombres de grandes peloteros venezolanos destacados a nivel internacional. Mis estudiantes no entendían quiénes eran esas personas. Estaban callados y extrañados. Al vivir en un sector donde no hay acceso al internet ni a la televisión por cable no tenían conocimiento de estas personalidades. Tuve que detenerme y permitirles a mis estudiantes suministrar ejemplos con nombres de los deportistas que sí conocían y crear juntos las nuevas oraciones.

Aprende de tus estudiantes

Muchas veces como maestros cometemos el error de olvidarnos que el aprendizaje debe ser recíproco. Nosotros, los maestros, somos agentes de enseñanza, pero también debemos permitirles a nuestros estudiantes ser multiplicadores de conocimiento. Debemos mostrar interés por querer aprender de ellos, permitirles hacerlo de la manera más espontánea recordando que cada individuo es diferente y tiene sus propias maneras de aprender y enseñar. Demostrarles a tus estudiantes tu interés por aprender de ellos les brinda seguridad, les hace sentirse orgullosos y capaces de aplicar el nuevo conocimiento fuera de la escuela.

Cuando eres maestro, debes proveer lo mejor de ti porque estás formando a los ciudadanos del mañana, esos que estarán desempeñándose en las distintas áreas profesionales que contribuyen al desarrollo de la sociedad. Enfócate en ofrecer calidad en tus estrategias de enseñanza y alégrate cuando compruebes eso que dicen de que “el alumno supera al maestro”.


Matemáticas en high school

Importancia de las Matemáticas

Las matemáticas son una de las asignaturas menos populares entre nuestros hijos. Es cierto que hay algunos niños que no presentan demasiados problemas a la hora de su aprendizaje, pero por regla general suele ser una de esas materias que les cuesta más asimilar. Tanto maestros como padres les hemos escuchado infinidad de veces decir: “Pero esto, ¿para qué sirve?, ¡esto no lo uso nunca!”. Obviamente se equivocan, ya que las matemáticas están ocultas en nuestro día a día. Sin ellas no tendríamos cosas como Internet, los celulares, los ordenadores…, pero ellos no lo saben aún.

A medida que avanzan los grados en su etapa académica la dificultad va subiendo, y por lo tanto tienen que esforzarse más para poder superar esta materia. En High School los estudiantes tienen que asimilar de una manera más profunda los conceptos que ya aprendieron anteriormente, y adquirir otros nuevos. La organización de esta esta etapa es diferente a la de cursos anteriores, donde eran una serie de conceptos organizados  por grados. Aquí la organización cambia, y se estructura en una serie bloques fundamentales, que son álgebra, cálculo, geometría, funciones, probabilidad…

Cómo Ayudar a los Estudiantes

¿Qué podemos hacer nosotros como padres para ayudar a nuestros hijos en esta nueva etapa? Lo primero de todo es animarles a que sigan adelante, a que se les quite ese miedo que tienen muchas veces a nuevos conceptos, nuevas metodologías; eso debería de ser retante para ellos, y así se lo debemos presentar, como una oportunidad de superación personal. Si en algún punto de su aprendizaje en esta etapa encuentra una piedra en el camino debemos animarle a que pregunte a su maestro en clase, que resuelva sus dudas y se esfuerce por practicar aquellos conceptos que se le dan peor.

Métodos de Refuerzo

Nosotros también podemos ayudarle en casa, pero muchas veces por falta de tiempo o porque las matemáticas no son nuestro fuerte, no podemos hacerlo. En esos casos, y cuando ya veamos que no es suficiente con las consultas al maestro y su esfuerzo, podemos recurrir a un apoyo extra con clases de refuerzo fuera de la escuela.

 reenseñanza

Hay muchos métodos de refuerzo en estos casos, pero sin lugar a dudas lo más efectivo es la reenseñanza. Cuando un niño aprende un concepto y es capaz de reenseñárselo a otro es cuando la magia fluye; ve que está ayudando y colaborando con sus amigos mejorando sus habilidades, en este caso matemáticas, y eso le hace sentirse genial consigo mismo y con su grupo de amigos y compañeros de escuela. Sobre todo en esos grados altos donde se complican los conceptos que aprenden, la reenseñanza funciona como nunca. Yo comencé a aplicar este método con mi hija mayor, que comenzó en High School el curso pasado. Me di cuenta de que, aunque siempre se le habían dado bien las matemáticas, ese curso sin embargo la notaba sin ánimo en esta asignatura, y sus calificaciones cayeron en picado. Fue entonces cuando establecimos una rutina que resultó muy satisfactoria: semanalmente ella me tenía que explicar a través de un video casero, que ella misma tomaba con su celular, el concepto que esa semana aprendieron en la clase. Cuando le sugerí utilizar su celular para estudiar los conceptos aprendidos se sorprendió mucho, yo siempre estoy muy pendiente de que se exceda en la utilización de su celular, pero sabía que esto iba a resultar, y así fue. Todas las semanas repasábamos un concepto nuevo. Le gustó tanto que en alguno de estos videos involucró a sus amigos de clase para que la ayudasen a cumplir con el objetivo.

Les aconsejo a todos los padres que necesitan ayudar a sus hijos en alguna materia de la escuela que apliquen este método. Ahora lo pueden hacer si cabe más divertido para ellos, porque con la plataforma de Genius Plaza (www.geniusplaza.com) todo es mucho más sencillo. La cocreación y reenseñanza son mucho más fáciles con esta plataforma educativa que yo misma he comenzado a usar con mi hija este curso.  Aquí les comparto este ejemplo: https://www.geniusplaza.com/es/resources?type=video&id=15217

Las matemáticas en High School pueden ser más complicadas, pero con nuestra ayuda, su esfuerzo y la utilización de los recursos y herramientas de Genius Plaza, el camino hacia la meta será coser y cantar.