En algunos países, la edad mínima que deben tener los niños para ingresar al sistema educativo obligatorio puede variar. En Venezuela, por ejemplo, la educación inicial comienza a partir de los 3 años. En casos como Estados Unidos, la edad mínima para ingresar al kínder es 5 años. Mientras llega esta edad, muchas madres deciden tener a sus hijos pequeños en casa en vez de llevarlos a guarderías o preescolares. Sin embargo, tener a los pequeños en casa no quiere decir que no puedan aprender. Actualmente hay un sinfín de opciones para que puedas iniciar a tus niños en el maravilloso mundo de la educación. Qué mejor maestra para ellos que tú. En los primeros años de nuestros niños es importante enseñar y reforzar a diario lo siguiente:

Modales y hábitos.

Debemos tener la convicción de que la enseñanza de nuestros pequeños comienza en casa. Recuerda siempre que los padres somos el ejemplo que ellos van a imitar, por lo tanto debemos cuidar mucho lo que hacemos y decimos. Enséñale a tus niños pequeños modales sencillos como saludar y despedirse cuando llegan o se van de un lugar. Decir “hola”, dar los “buenos días” o decir “adiós”, por ejemplo. También puedes enseñarles a pedir permiso, decir “por favor” cuando piden algo y dar las “gracias” cuando lo obtienen. Emplea ejemplos en tu día a día con ellos, cuando vas al supermercado, a la tienda… Ellos van a querer hacer lo mismo que tú. Por otro lado, los niños pequeños pueden tener ciertas responsabilidades habituales en casa. Esto les hace sentirse involucrados en las actividades diarias y  parte del equipo llamado familia. Por supuesto, estas responsabilidades van a ir de acuerdo con la edad. Pueden empezar con algunas como:

  • Guardar sus juguetes y cuentos después de usarlos.
  • Colocar la ropa en el lugar apropiado después de usarla. Por ejemplo, colocar la ropa sucia en la cesta o los zapatos en la zapatera.
  • Limpiar el área de trabajo luego de alguna actividad.
  • Botar la basura luego de la merienda. Por ejemplo, botar el empaque de una galleta o el envase de un jugo.
  • Lavarse las manos antes de comer.
  • Guardar juntos los artículos que compraron en el supermercado. Además de aprender sobre el orden, pueden aprender sobre los tipos de alimentos. Por ejemplo, frutas, verduras, leche, carne, etc.

Contenidos.

Puedes iniciar la enseñanza de contenidos o temas en casa siempre tomando en cuenta que no debes presionar a tus pequeños. Recuerda que a medida que vayas introduciendo contenido debes también reforzarlo constantemente. Involúcrate en sus actividades y muéstrales interés por querer aprender con ellos. Los primeros temas que puedes trabajar pueden ser identificar:

  • Colores: este es el tema más diverso ya que todo lo que nos rodea tiene color. Utiliza ejemplos de color para las frutas, los carros, los vestidos de sus muñecas, la ropa que ellos llevan puesta, etc.
  • Figuras y formas: lleva las figuras a su realidad y utiliza ejemplos como identificar la forma de sus bloques de juguete o de la pelota, la forma de la servilleta o del plato de comer.
  • Animales: puedes usar ejemplos reales de los animales que son más fáciles de ver en la realidad y de nombrar como por ejemplo “perro”, “gato”.
  • Números: iniciando del 1 al 3 y aumentando progresivamente hacía el 10. Puedes hacerlo contando objetos como sus bloques de juguete, sus carros, las frutas o contando sus dedos.
  • Letras: en el caso del español puedes iniciar con las vocales, pero también puedes iniciar con las primeras letras del abecedario. Una forma de enseñar las letras es presentar imágenes de animales u objetos que inician con determinada letra.

Estrategias.

Las estrategias de enseñanza son muy variadas. Todo depende de cómo te planifiques. Puedes emplear algunas sugerencias:

  • Juegos: son los preferidos de los niños. Puedes conseguir diferentes juegos de mesa como juegos de memoria, rompecabezas de acuerdo con la edad de tu pequeño y al tema que quieras trabajar. También puedes crear juegos con implementos que tengas en casa. Por ejemplo, agrupar bloques por color o por la forma.
  • Actividades de manualidades: son muy divertidas y te permiten involucrarte con tus pequeños en cada proyecto. Puedes utilizar materiales diversos que a ellos les encantan como pintura, pega, papeles de colores, etc. Enfócate en actividades de manualidades cuya elaboración no sea tan complicada. Un buen detalle para ellos luego que terminen una actividad es que las luzcas en algún área de la casa.
  • Tecnología: es la de más fácil acceso donde quiera que te encuentres. Los niños tienen una facilidad increíble para aprender a través de la televisión o de las plataformas digitales. Entre estas plataformas se encuentra Genius Plaza con una cantidad de recursos como juegos, eBooks, videos de canciones para diferentes temas de enseñanza los cuales puedes filtrar por grado. En este tipo de plataformas puedes registrar a tu hijo como estudiante y tú también puedes registrarte como padre y crear contenido para tus niños.

 

Tener a tus niños en casa puede ser una experiencia divertida para todos previa a su etapa escolar. Solo tienes que planificarte un poco entre tus labores diarias para brindarles a tus pequeños un tiempo de aprender juntos. Es muy importante esta preparación ya que así los ayudas a disminuir el impacto que puede tener para ellos la adaptación a las rutinas de la escuela. Además, es la mejor manera de mantener a tus niños entretenidos y a la vez aprendiendo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *