Por: Gianny Liranzo de MadresConectadas.com

En la celebración del Mes de la Herencia Hispana me he puesto a pensar en formas de motivar a que nuestros hijos se sientan orgullosos de su cultura y la de su familia. Claro que, muchas ideas como hablar sobre la comida, la música, las canciones, la artesanía y hasta los colores vinieron a mi cabeza.

Seguro que compartir historias, literatura y hasta los cuentos de camino, son formas maravillosas de impregnar a nuestros niños de sus raíces. Me parece romántico mostrarles aspectos de la cultura de donde vienen.  Realmente creo que es un acto de amor: el amor que sentimos por lo nuestro y que quisiéramos que ellos también experimentaran.

Sin embargo, a veces se hace un poco cuesta arriba.  Ya los niños están muy involucrados en ambientes donde no se sienten tan cómodos expresando su orgullo cultural.

Vivimos en tiempos donde muchas personas prefieren no exponerse, y mucho menos a sus hijos, a ser blanco de burlas, críticas o violencia y, lamentablemente, en muchos lugares es un peligro latente.

 

¿Cómo mantener el orgullo por nuestra herencia hispana viva en los niños?

Creo que un aspecto clave es enseñarles lo que como individuos hemos logrado para el bien común.

Mostrándoles personajes modelo en la historia y en la actualidad que han triunfado, que han hecho camino, que han luchado contra adversidades mayores que las que existen ahora y han hecho la diferencia.

Lo tenemos a la mano.  Vamos a buscar en internet historias de hispanos que han sido sobresalientes en los campos de la medicina, el periodismo, la ciencia, la ingeniería, la tecnología, la educación, las artes.

Vamos a llenar horas de lectura con estas biografías, con estas historias que empoderan, con estas líneas de vida que seguro tendrán mucho en común con nuestros hijos y situaciones que hayan vivido o que podrían vivir. Historias de éxito que cuentan una trayectoria de lucha y de determinación.

Modelos de estudiantes meritorios, de jóvenes emprendedores e inventores que hoy en día están mostrando que en la diversidad está la riqueza de una nación.

Inspirarlos es la clave

Motivarlos, enseñarles que sí se puede y que ellos sí pueden cambiar las estadísticas, que ellos sí pueden salirse del estereotipo.

Ayudarles con ejemplos claros que ellos sí pueden poner su persona, su preparación y su cultura como sello distintivo en los lugares de mayor influencia en la sociedad.

Para mí no hay mejor regalo en medio de la celebración del Mes de la Herencia Hispana que inspirar.  Inspiremos a nuestros hijos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *